jueves, 12 de junio de 2014

¿Dónde van a vivir los pobres de Medellín?




Hoy, tras décadas de resistencia, los habitantes de Moravia se organizan para reclamar y exigir a la Administración Municipal una solución definitiva de vivienda digna a familias que han sido excluidas del plan de reubicación e intervención integral de Moravia.















Habitantes de Moravia durante Comisión Accidental el 29 de mayo

Desde el miércoles 16 de abril de 2014, más de 300 familias del sector conocido como El Oasis en el barrio Moravia, han realizado diversas actividades reivindicativas manifestando su inconformidad frente al incumplimiento de los acuerdos a los que se llegó con la Alcaldía para garantizar una vivienda digna y una adecuada reubicación de varios sectores de Moravia.

Líderes barriales, desplazados, víctimas del conflicto social y armado, y damnificados por el incendio que hubo en 2007 en el barrio han venido realizando marchas, plantones, cacerolazos, y trataron de instalarse nuevamente en los terrenos desalojados del antiguo basurero de Moravia como forma de protesta y resistencia.


Moravia, es uno de los barrios más poblados de Medellín, ubicado en la Comuna 4 (Aranjuez), zona nororiental de Medellín en la periferia del centro tradicional y conformado por los sectores de El Bosque, Moravia, El Morro, El Oasis Tropical y La Herradura.

Según un informe de 2006, de la Secretaría de Cultura Ciudadana de la Alcaldía de Medellín, el barrio de Moravia estaba habitado por unas 45 mil personas, agrupadas en unas 13.000 familias, distribuidas en 7000 viviendas.

En este informe se afirma que: 'Los terrenos donde se ubica el barrio Moravia son, en su mayor parte, propiedad del Municipio de Medellín. Sin embargo la mayoría de sus habitantes tienen un derecho adquirido de posesión del terreno ya que la Constitución Nacional le confiere derechos al poseedor después de comprobar varios años de permanencia.'
Este proceso de ocupación de las laderas donde se encuentra el barrio, se comenzó a presentar desde los años 50 – 60 aproximadamente.
La zona ha estado influenciada por flujos migratorios constantes de lo rural a lo urbano sumado a desplazamientos causados por el conflicto social y armado. Asimismo, cuenta con una historia cargada de pobreza, desigualdad, falta de oportunidades, violencia, resistencia, presencia de grupos armados (paramilitares y guerrilla), ausencia del Estado como garantizador de derechos humanos e implementación de estrategias de planeación por parte de varias Administraciones Municipales.

En la década de los 70 se ubica en el Barrio, a cielo abierto, el basurero de Medellín y el Área Metropolitana.

En 1983, tras su agotamiento, deciden cerrarlo. En ese momento, ya habitaban en Moravia alrededor de 17.000 personas en condiciones deplorables de precariedad e insalubridad.

En 1990, el Plan de Ordenamiento Territorial define a Moravia como un área de intervención especial y en 2004, el Plan de Desarrollo 2004 - 2007 de la Alcaldía de Medellín incluye la Intervención Integral de Moravia como proyecto estratégico.

Para 2006, la Dirección Nacional de Prevención y Atención de Desastres del Ministerio del Interior declara situación de ‘calamidad pública’ en el sector donde ubicaron el basurero por el riesgo ambiental que supone al tratarse de terreno altamente inestable, que atenta contra la salud y vida de los habitantes. Debido a esto, deciden reubicar a la comunidad.

En 2007, lamentablemente un incendio arrasa con la vida de un niño de 5 años y 220 viviendas que albergaban a unas mil 100 personas que lo perdieron todo. (Extraído de Noticias Caracol)
Hasta la fecha, Moravia había sufrido 5 incendios en los últimos años.

Mandatarios locales y nacionales como el ex presidente Uribe, durante su periodo presidencial, lamentaron públicamente la tragedia ocurrida y garantizaron que destinarían subsidios y reubicarían todas las familias afectadas.

A día de hoy, esto no se ha cumplido, de 267 hogares afectados por el incendio, solo 153 han recibido soluciones. Pero, ¿qué tipo de soluciones?

Adriana Gaviria, líder de la mesa de concertación de El Oasis, aseguró que faltan soluciones definitivas en su intervención en la Comisión Accidental que se realizó el 29 de mayo en la Unidad Permanente de Justicia de Medellín (UPJ) donde participó la comunidad organizada de Moravia, representantes de organizaciones, representantes de la Alcaldía y de la institucionalidad: ‘Además del gran número de familias que aún no les han resuelto la situación, existen personas que reubicaron en otros barrios y tuvieron que regresar a Moravia debido a la situación de violencia en dichos lugares. Ahora ya no tienen casa ni en Moravia ni en ninguna parte. También hay familias desplazadas de otros lugares del país que esperan solución definitiva de vivienda (…) Los trámites que debemos hacer para que nos adjudiquen una vivienda son engorrosos, se demoran hasta 5 años. Es el colmo que le tengamos que rogar a la institucionalidad una solución de vivienda a la cual tenemos derecho después de cumplidos todos los requisitos.’

Asimismo, otros habitantes de Moravia afirmaron que las unidades residenciales donde fueron reubicados, como la Ciudadela de Nuevo Occidente o La Aurora, se encuentran en mal estado y presentan grietas y humedades que atentan contra la vida y la seguridad de las personas. La única respuesta que han obtenido por parte del Departamento Administrativo de Gestión del Riesgo de Desastres de Medellín (DAGRED) es ‘todo está normal’.

Adrián Zapata, habitante de Moravia, denunció durante la Comisión que los acuerdos no se han cumplido: ‘Hace 4 años debieron entregarnos unos locales para instalar nuestras tiendas. Hoy se encuentran solos y la única respuesta que nos dio la Alcaldía el año pasado fue que el Instituto Social de vivienda y Hábitat de Medellín (ISVIMED) se los entregaba a Hacienda y Hacienda a nosotros; pero primero tenían que arreglar los daños que había.’

El concejal Luis Bernardo Vélez, que estuvo presente en la Comisión se pronunció frente al tema: ‘En la última comisión -realizada en la urbanización La Herradura- que se realizó se habló de que esos locales iban a ser entregados, ya pasaron más de 6 meses y nada ha ocurrido. Aún me sorprende la velocidad con que la Administración Municipal arregló el morro de Moravia en vísperas del Foro Urbano Mundial. Ojalá fueran tan rápidos para buscar soluciones a estas familias.’

Además se opuso a que se siga avanzando en reasentamientos periféricos pues lo único que han ocasionado son desastres en muchas materias. Al no haber procesos de convivencia ni de acompañamiento a la comunidad, los reasentamientos tienen nefastas consecuencias, en especial cuando se realizan en zonas con alto índice de violencia.

Frente a este hecho, los representantes de la institucionalidad respondieron. Andrés Felipe Correa miembro del Observatorio de Reasentamientos y Movimientos de Población de Medellín se comprometió públicamente a realizar una visita para determinar el riesgo referente a la estructura en la unidad residencial La Aurora y demás edificios afectados. Aseguró que ya habían recibido información acerca de la situación, pero desconocían qué firmas ejecutaron las obras. Posteriormente, evaluarían el riesgo, para poder oficiar a diversas entidades y determinar los pasos a seguir.

Daniel Marín, funcionario de ISVIMED, propuso también una reunión con la comunidad y representantes de organizaciones en la Ciudadela Nuevo Occidente para dialogar y escuchar a los afectados.

Los ingenieros que participaron en la Comisión socializaron el estudio que sustenta la reubicación de diversos sectores de Moravia así como la aptitud y el peligro para habitar esos suelos. Además, se negaron por segunda vez a entregar este estudio a la comunidad y representantes de organizaciones argumentando que ‘no lo habían terminado’.

La reunión concluyó con una serie de exigencias por parte de la comunidad:

Mientras no haya una solución no hay un solo desalojo en el sector de Moravia. La gerencia del barrio no está sirviendo para nada. La comisión debe sacar un comunicado dirigido al Alcalde de Medellín y a sus secretarios asegurando que no permitiremos un solo desalojo. Aquí no hay soluciones para conseguir vivienda usada, los suelos tienen dificultades al margen de soluciones técnicas y no han avanzado en la entrega de vivienda. Exigimos que se garantice:

  1. Subsidio adecuado para conseguir una vivienda digna porque con 43 millones de pesos que asigna el municipio, el departamento y la nación no se consigue vivienda en Moravia y sus alrededores
  2. Que haya más transparencia y se agilice la entrega de vivienda.
  3. Que se hagan estudios y observaciones técnicas desde varias miradas para verificar la posibilidad de edificar en el entorno o en sus alrededores.’

En esta comisión, a pesar de todos los inconvenientes, la Administración Municipal se mostró dispuesta a dialogar y escuchar a la comunidad. Aunque los antecedentes dejan mucho que desear.

El 16 de abril de 2014 en el marco de la ocupación pacífica de terrenos del sector del Oasis en Moravia, agentes de la Policía y el ESMAD agredieron a los manifestantes. La Personería de Medellín declaró: La Policía respondió con gases, disparos de balas de goma y golpizas’.

A pesar del hostil panorama, la comunidad de Moravia hoy continúa resistiendo.

Hace más de un mes, el 19 de abril de 2014 realizaron un plantón y cacerolazo. El 22 de abril del mismo año protagonizaron protestas en la calle Barranquilla y en las instalaciones de la Universidad de Antioquia.

El 2 de mayo, la comunidad organizada y el Comité de Solidaridad con los Presos Políticos denunciaban que durante los últimos 17 días que llevaban resistiendo se les había hostigado y perseguido mediante registros fotográficos y videográficos ilegales. Y ahora los estaban criminalizando por medio de falsas denuncias y montajes, acusándolos de estar cometiendo acciones ilícitas al vender y comprar lotes de manera irregular. 

Igualmente, la Alcaldía se refirió a los manifestantes en distintos medios de comunicación como: ‘Personas que se están tratando de aprovechar de la condición de damnificados del incendio ocurrido en el año 2007.’

Sean o no damnificados por el incendio, los habitantes de Moravia y muchos habitantes de Medellín no somos ajenos al reconocimiento de los derechos de los ciudadanos, entre ellos: el derecho a una vivienda digna, el acceso a la propiedad de la tierra, el libre uso del territorio, el derecho al desarrollo social, la consulta previa y la concertación con la comunidad.

Es lamentable que personas de escasos recursos, como los desplazados por la violencia del conflicto social y armado, sin más posibilidad se vean forzados a asentarse en barrios como Moravia, donde son revictimizados, excluidos y criminalizados cuando deciden protestar por sus derechos.

A pesar de las intimidaciones, la comunidad organizada de Moravia, sigue en pie, unida y resistiendo en una ciudad que trata de olvidarlos, de silenciarlos y se hace de ‘la vista gorda’ frente a sus problemas.


Pliego de peticiones:

  • Solución de vivienda definitiva.
  • Cumplimiento de solución de vivienda damnificados incendio del 2007. 
  • Realizar las diferentes formas de habitar el territorio.
  • Los inquilinos incluirlos en el plan de ahorro programado.
  • Fecha cierta y determinada para el cumplimiento del pliego de peticiones.
  • Cumplimiento de solución de vivienda a desplazados.
  • Desarrollo de soluciones de vivienda a los afectados y sus familias en virtud del crecimiento de los núcleos familiares.
  • Restablecimiento de los derechos de los hijos de Moravia.
  • La reubicación debe ser dentro del territorio de la comuna 4.
  • Restituir los derechos de las personas revictimizadas que fueron reubicadas en el pasado y que allí sufrieron de nuevo victimización.
  • Construcción de una política pública contra el desalojo forzado y la solución de vivienda antes de este.
  • En caso de que la vivienda sea asignada por préstamo que el pago de este se garantice a través de un empleo.
  • Realizar un nuevo censo para el sector de El Oasis.
  • Vencimiento de subsidios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario