martes, 3 de marzo de 2015

Las entrañas de Puerto Nuevo en el puente de la madre Laura.


En los años 60s se empezó a construir Puerto Nuevo (sector del barrio San Isidro -comuna 4 Aranjuez-) recuerda un habitante que se instaló en 1974 junto a su familia en la franja oriental del río donde hoy pasa la via regional y se construye el llamado puente madre Laura. Puerto Nuevo es patrimonio, aquí nosotros nos criamos en las casas echas arañando barranco, lomas que la tierra era roja. Hicimos alcantarillados con las uñas y ahora epm lo cobra”.

Desde inicios en los 60s y 70s se conoció como un barrio de boleros donde existió entre muchos bares el Grill Argentino. Además iniciaba el basurero municipal en lo que hoy se conoce como morro de Moravia y alrededores, entonces por la organización comunitaria que se dio, el sacerdote Vicente Mejía –del grupo Golconda Teología de la Liberación- con habitantes en la indigencia conformaron un grupo y empezaron a organizar la recolección de basuras”.


El señor Jorge Bustamante, en 1973 le vendió el Grill al sacerdote Vicente Mejía, y allí surgió la Cooperativa Antioqueña de Recolectores de Subproductos en 1975, siendo “el modelo de empresa que ha subsistido como cooperativa alrededor de Moravia”.

Aquel habitante que trabajo algún tiempo allí al igual que sus vecinos –muchos de Choco y Urabá- debía tener “olfato de gallinazo” porque “traían desperdicios de los restaurantes y grandes supermercados” de lo cual consumían “pollo, carne y lo que se había pasado un día de la fecha”.
Retrato de Vicente Mejia colgado en la ultima sede de la Cooperativa 
Hoy se levanta la memoria, pues en marzo de 2015 ya se ha desarrollado cerca del 43% del puente Madre Laura, cuyas obras han afectado mil familias entre propietarios, poseedores e inquilinos. Algunos están en arriendo, otros ya compraron casa, otros gestionan casa y subsidios mediante la naciente Corporación Vicente Mejía (corvimed) con la cual han realizado un bazar así como un teletón provivienda.

Más de 100 familias aún no han llegado a un acuerdo económico con la edu -entidad encargada de adquisición de predios y de la obra- pues les ofrecen vivienda de interés social que no se compara con la de 60 mts y hasta 180 mts que construyeron con mucho esfuerzo, tiempo y trabajo estas familias. Tampoco les parecen justos los avalúos hechos por Valorar S.A de la lonja propiedad raíz, la inmobiliaria más poderosa de la ciudad.

Es de resaltar que desde hace años estaban alertados por la experiencia de barrios como el morro de Moravia y desde inicios de adquisición de predios -hace 2 años- se exigió un plan parcial o de reasentamiento en sitio, pues no se puede derribar “una malla social” que ha echado raíces “alrededor de la cooperativa de recicladores” porque “aquí están nuestros padres, nosotros y los nietos”.
Planos puente madre laura. El circulo indica la ubicación de Puerto Nuevo
Durante la socialización de la obra en la unidad de atención a desplazados, Margarita -directora de la edu-, ante la duda de los habitantes señalo 4 puntos de reasentamiento en el mismo sector como parte de la estrategia transformamos integralmente el hábitat en favor de la gente, enfatizando en que “lo menos que podemos hacer con un proyecto llamado la madre Laura, es atropellar”. Pero un joven ya le preguntaba “¿Cómo pagar la administración en esos sitios de reasentamiento?”; y dos años después se habla solo de 101 apartamentos para algunas de las familias.

Según María -habitante de san isidro- durante el 2014 cada que la veeduría al proyecto se quedaba quieta las diferentes entidades hacían desconocimientos de los derechos de los afectados y de su organización social. “Saben buscar las personas más frágiles que se dejan comprar, inducir y llenar de miedo” y “cada que desocupaban una casa la tumbaban ahí mismo, entonces el de la casa vecina al sentir la vibración le daba miedo y se iba”.

Hay personas “que hace más de un año desocuparon el territorio y aun les deben la compensación” porque “hicieron el proceso solas, negociaron y se fueron solas” sin tener en cuenta el acompañamiento de la veeduría de habitantes a la obra. Por su parte, “muchos de los últimos que se fueron sacaron compensación incluso para los hijos”; sin embargo “fue el individualismo el que no nos permitió llegar más allá” concluye María.

A quienes no firmaron voluntariamente la venta de su casa les llega orden de “expropiación administrativa” por obra pública “porque el interés general prima sobre el particular” según funcionarios como Pedro Hinestroza -Gestión Predial de la EDU-. Siempre lo uno por encima de lo otro. Ya lo decía desde otra visión uno de los asistentes a la socialización: “desplazados para que la ciudad quede más bella. En aras del beneficio común se pisotean los derechos individuales”. 
Pancartas en el plantón y bloqueo via regional. Febrero de 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario