miércoles, 11 de enero de 2017

ALERTA TEMPRANA:inminente desalojo y violación a los DDHH de la comunidad del barrio Nueva Jerusalén (Bello – Antioquia)














La Mesa Interbarrial de Desconectados de Medellín y la Corporación Jurídica Libertad DENUNCIAMOS la gravedad de los hechos que han ocurrido con la comunidad asentada en el barrio Nueva Jerusalén, conocida como Finca El Cortado-Barrio parís Municipio de Bello en límites con el Municipio de Medellín y ALERTAMOS DE MANERA TEMPRANA las inminentes violaciones a los derechos Humanos de esta población en el Desalojo programado para el día de mañana con participación del Ejército Nacional.

HECHOS
  • El barrio Nueva Jerusalén, ha sido construido por sus habitantes durante los últimos años, quienes se asentaron allí como forma de acceder a una vivienda donde poder habitar, puesto que la mayoría son personas víctimas de desplazamiento forzado y las demás son personas en situación de empobrecimiento.

  • En el año 2013, se emite Sentencia de Segunda Instancia por el Tribunal Administrativo de Antioquia, en la cual se ordena realizar estudios del suelo, planes de monitoreo permanente y gestión del riesgo (Dapard, Corantioquia), adecuación y prestación de los servicios públicos domiciliarios, campañas de educación sanitaria (Municipio de Bello), esquemas de reparación y estabilización socio económica para las víctimas (Unidad municipal de Víctimas -Bello y Medellín) y un plan de reubicación concertado para quienes se encuentren en zonas de alto riesgo (municipio de Bello y Medellín).A la fecha nada de esto ha sido llevado a cabo en su totalidad.

  • El pasado 28 de diciembre de 2016, entregaron a las familias órdenes de desocupar sus viviendas, para lo cual tenían hasta el día 12 de enero de 2017, fecha en la cual se efectuaría el desalojo; desalojo y demolición de viviendas que estaría a cargo de soldados del batallón Pedro Nel Ospina, el mismo batallón que ha estado involucrado en múltiples casos de violaciones de Derechos Humanos y en la comisión de crímenes de lesa humanidad tales como ejecuciones extrajudiciales.
  • El pasado 03 y 10 de enero de los corrientes se llevaron a cabo reuniones con el Municipio de Bello, en las cuales se solicitó por la comunidad y por las organizaciones que acompañamos, una solución definitiva de vivienda que garantizara los derechos de esta población, más no una solución a corto plazo (3 meses de arriendo) que genera incertidumbre y falta de garantías, de tal modo que no se efectuaran desalojos hasta tanto se contara con esta solución.

  • La respuesta del Municipio no fue otra sino negarse a brindar una solución definitiva de vivienda y reubicación, así mismo, señalar y estigmatizar de manera irrespetuosa a los líderes de la comunidad y a las organizaciones Techo, Lazos de Libertad, Mesa Interbarrial de Desconectados, Corporación Jurídica Libertad. Los funcionarios del Municipio de Bello, ante la advertencia de que serían responsables de efectuar el desalojo sin las garantías necesarias para que las personas afectadas por éste, no quedaran en un mayor grado de vulnerabilidad de los derechos humanos contemplados en el protocolo de san salvador, realizaron señalamientos a nuestra labor como defensores de DDHH tratándonos de manera irrespetuosa y haciendo mofa del valor de los convenios internacionales adquiridos por Colombia en relación a los DDHH, diciendo además que no deberíamos estar asesorando en DDHH a la comunidad del barrio Nueva Jerusalén, pues esto entorpecía el proceso de desalojo; que según nuestro criterio se realizará con  irregularidades, contrariando así lo establecido en la Directiva Presidencial 007 del 09 de septiembre de 1999.

  • Confiando en una respuesta favorable por parte del Estado, el día 10 de enero de 2017, se interpuso acción de Tutela con medida provisional, con el ánimo de que un Juez tutelara los derechos constitucionales de esta población y ordenara suspender los desalojos hasta tanto se contara con la reubicación y solución definitiva de vivienda para las familias, Medida Provisional que fue negada por parte del Juzgado Primero Penal Municipal de Bello, argumentando según el Juez Constitucional que tres (3) meses de arriendo se constituyen como una solución habitacional temporal.

  • La propuesta de tres (3) meses de arriendo es tan llamativa como ilusoria. Este subsidio a quienes se les ha entregado, ha sido de manera irregular y la administración no ha verificado y acompañado a las familias a que los mismos sean destinados para el arriendo de una vivienda digna y en condiciones de habitabilidad, evadiendo así, su responsabilidad con el fallo de la acción popular que ordena explícitamente se garantice, no un dinero, no una solución temporal, sino una solución de vivienda definitiva. A pocas horas de realizarse el desalojo la administración municipal de Bello no ha identificado, de hecho, cuántas familias cuentan materialmente con una vivienda donde acudir luego del desalojo y la demolición.

Con lo anterior queremos poner de presente que la falta de solución definitiva de vivienda para las personas que de manera arbitraria serán desalojadas, así como la presencia de la fuerza pública, específicamente el Batallón Pedro Nel Ospina y la estigmatización a los Defensores de Derechos Humanos, ponen en alto riesgo de violación de Derechos Humanos, a la comunidad vulnerable y a las organizaciones, en donde la integridad y nuestra propia humanidad están en riesgo.

Hacer constar que la administración municipal de Bello fue puesta sobre alerta de las graves violaciones de derechos humanos que constituiría desarrollar la diligencia de desalojo y que quedaron en explícito conocimiento de cada uno de los artículos del convenio de San Salvador que violarían en caso de realizar la diligencia sin las garantías pactadas internacionalmente y aún las que ordena el juez en la acción popular.

Hoy elevamos la voz de la comunidad de Nueva Jerusalén sujetos de especial protección (Victimas de desplazamiento forzado, madres cabeza de hogar, personas en situación de discapacidad, adultos mayores, menores de edad y mujeres en estado de gestación) y de las organizaciones de Derechos Humanos que acompañan a la comunidad, en el sentido de declarar a las siguientes autoridades como responsables de cualquier violación a los Derechos Humanos y al Derecho Internacional Humanitario:
  • Municipio de Bello
  • Municipio de Medellín
  • Inspección Sexta de Policía de Bello
  • Batallón del Ejército Nacional Pedro Nel Ospina

Responsabilizamos al Estado Colombiano, en especial al Alcalde (E) del municipio de Bello,  el señor Jairo Hernán Araque, y ALERTAMOS a la Procuraduría General de la Nación, la Defensoría del Pueblo, la Personería del municipio de Bello, la Oficina de Derechos Humanos del Ministerio del Interior, La Consejería presidencial de Derechos Humanos, La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, ONU-HABITAT, Oficina para la coordinación de asuntos humanitarios OCHA COLOMBIA, Alianza internacional de Habitantes de la inminentes violaciones a los Derechos Humanos en contra de la comunidad de Nueva Jerusalén, en donde la vida digna, la vivienda digna, los derechos de las personas de especial protección y el mínimo vital se ven vulnerados con el accionar del Estado.


Mesa Interbarrial de Desconectados

Corporación Jurídica Libertad

1 comentario:

  1. Continúa la vulneración a los DDHH, en todo el territorio del AMVA en cabeza de los alcaldes de Bello y Medellin, hoy el barrio París y mañana en la ciudad de Medellin con los 33 planes parciales que desalojaran las comunidades.
    Tenemos que actuar para evitar que nos desalojen.
    Denunciemos pronto la vulneración a madres cabeza de hogar,adultos mayores, niños,niñas,mujeres en gestación y demás comunidad

    ResponderEliminar