jueves, 28 de agosto de 2014

¿Por qué los gremios económicos y sectores políticos quieren ordenar la ciudad? Aqui una clara evidencia a propósito del Plan de Ordenamiento Territorial (POT)


Vecinos y vecinas ¿sabían que en el POT de 2006 Moravia tenía como tratamiento urbanístico el Mejoramiento Integral de barrio -MIB? Esto implicaba procesos de regularización, legalizaciones y mejoramientos de viviendas, adecuación de redes de servicios públicos domiciliarios, mejoramiento de vías, construcción de equipamientos, y sobre todo la mitigación del riesgo. ¿Sabían que en la actual formulación del POT esta zona está definida ya bajo un tratamiento de renovación urbana -así como todos aquellos barrios y sectores contiguos a las riberas del río Medellín? La Renovación urbana implica, cambios en el uso del suelo y en consecuencia desplazamientos por el desarrollo; el cambio de la vocación popular del barrio para ofertar servicios y vivienda no de interés social, sino comercial, que pueda albergar habitantes con mayores niveles de ingreso, al estilo de Naranjal.

ANTECEDENTES DE LA APLICACIÓN DEL PROGRAMA DE MIB EN MORAVIA

En desarrollo del POT el Plan Parcial de Moravia se planteó bajo la ilusoria figura de la “INTERVENCION INTEGRAL” asumiéndose los componentes Socio Cultural, Socio Económico y Urbanístico Ambiental. Este es el resultado de tan cacareada intervención: En lo Socio Cultural, violaron los procesos de concertación, como el principio de protección a moradores  y la consulta de los censos. Los gerentes de turno, perversos y valiéndose de amenazas, chantajes y mentiras, expulsaron a miles de familias hacia la periferia, sin garantías de sostenibilidad y con las nefastas consecuencias que poco a poco conoceremos en la ciudad, sobre la crisis habitacional que reina en Ciudadela Nuevo Occidente. Por su parte, el Centro de Desarrollo Cultural (CDCM) como espacio de encuentro comunitario fue cooptado por Comfenalco en una decisión unilateral e inconsulta de la Administración municipal, pasando por encima de las organizaciones comunitarias. Al interior del CDCM hay un fuerte esquema de control social donde el director define arbitrariamente quiénes son bienvenidos y quiénes retirados del espacio.

En el aspecto Socio Económico, se invirtieron rubros superiores a los $20.000 millones de pesos pero no en las comunidades, sino en los contratistas de turno en pago de favores políticos, una práctica tradicional en la política colombiana: nepotismo, clientelismo y politiquería que enterraron los colectivos económicos como: los fabricantes de arepas (Puro campo), los artesanos y artesanas (MIA), los vendedores y vendedoras ambulantes (Deli-dela), las confeccionistas (Presicom), los recicladores y recicladoras (Transforma) se perdió la platica del parque Industrial, de los mecánicos (Mecamax); el proyecto corredor de servicios del caracol del transito Municipal nos fue arrebatado. Todo ello prometido en el Plan Parcial de Mejoramiento Integral.

En lo Urbanístico Ambiental teníamos tres proyectos de intervención las Ugis 1 y 2, mas los proyectos especiales, que buscaban la adecuación de espacios y equipamientos para la sostenibilidad social y económica de las familias de manera que permanecieran en el territorio; como consecuencia de este incumplimiento más de 2 mil familias del sector del Morro de Moravia fueron expropiadas y reubicadas en otros sectores de la ciudad y miles de familias fueron impactadas con la pérdida del empleo ¡en el barrio durante este largo tiempo de aplicación del plan parcial no se pegó un solo adobe para el desarrollo de las UGIS!

De otra parte, obras que estaban incluidas en el Plan Parcial como el CDCM y la escuela Francisco Miranda (un colegio de “calidad”) se están cayendo, así como la biblioteca España. Para mostrar en el VII Foro Mundial Urbano un jardín en vez de, el mierdero en el que nos tienen, se inventaron un colectivo de jardineros de todas partes, menos de la base social del Morro para el saneamiento Fito remedial, con un recurso de $145.000 millones de pesos para aplicar cemento estructural en una losa, (Platica para Conconcreto y Argos), cual remediación del Morro ¡PICAROS!

La mitigación del riesgo, otro aspecto que aparece en el MIB pero al que menos presupuesto y voluntad política le imprime la Administración municipal, el último estudio de suelos socializado por la Facultad de Minas (UN) donde se realizó 11 perforaciones en zonas como Carabobo y La Bermejala, coincidencialmente esas zonas que habían sido previamente intervenidas por la administración, dieron como resultado suelos de baja calidad para la construcción. Con excepción del lote donde se ubica La Asfaltadora Colombia el estudio restringe la habitabilidad en el resto de los sectores de Moravia, así por ejemplo, para construir en las zonas aledañas al Morro de basuras y a la quebrada La Bermejala una casa de cinco pisos requiere cimientos de cinco metros de profundidad; para el Oasis una vivienda de igual número de pisos requiere profundidades mínimas de siete metros; para que las familias puedan seguir habitando Moravia, la Administración municipal debería invertir recursos suficientes para construir las viviendas con las especificaciones técnicas recomendadas, si esa fuera su preocupación, claro está que el interés de la alcaldía no es este.

¿Cómo es posible que el Estado use el mecanismo de la expropiación administrativa para liberar suelo a las empresas privadas que llegarán por la renovación urbana?, ¿Por qué la Administración avanzó en otras obras sin ocuparse de la mitigación del riesgo?, ¿Cómo puede Planeación municipal pasar un barrio de Mejoramiento Integral a Renovación, sin mejorar del todo las condiciones de precariedad y sin garantizar la permanencia de los habitantes en el territorio?

Vecinos y vecinas, esto de entrar en forma ilegítima a irrespetar comunidades por parte del Municipio de Medellín no es más que la intención perversa de los que se creen dueños de la ciudad, despojando de los territorios y en especial éste nuestro barrio con la mejor ubicación estratégica para los proyectos en el Macroproyecto del río y el Parque de Servicios, involucrando nuestro barrio con la figura de Renovación Urbana que es el destierro de sus habitantes, por los proyectos y desarrollos de las administraciones Municipales, Inmobiliarias y Empresas Privadas y Mixtas. ¿Entonces basta con que quede consignado en el POT un tratamiento de Mejoramiento Integral de Barrios?, Comunidades organizadas de la ciudad a estar alertas no permitamos que esta democracia se convierta en un montón de palabras retóricas “POR UN VERDADERO MEJORAMIENTO INTEGRAL, BARRIOS FIDEL CASTRO Y CAMILO TORRES RESISTEN”

 
             Mesa de Concertación Morro de Moravia – Agosto 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario